Ciclo Estral Femenino

 
 
 

 
 
 

Es muy importante conocer el hecho de que una hembra canina tiene una media de dos períodos reproductivos activos al año. Un buen conocimiento de las fases de dichos ciclos aumentarán las posibilidades de éxito en caso de que se desee que tenga descendencia

   
  Primer Celo
   

La mayoría de las ocasiones en que una perrita tiene su primer celo indica la llegada de su pubertad. El momento que esto sucede varía muchísimo según la raza a la que pertenezca; una raza pequeña suele tenerlo hacia los seis meses de edad, en cambio, un ejemplar de razas grandes puede no tener su primer celo hasta los doce meses o más.

La llegada de primer ciclo estral no significa que el animal haya alcanzado la madurez, por lo que no se recomienda que tenga camada a una edad tan temprana.

   Fases
      El ciclo sexual de las hembras caninas está dividido en cuatro fases perfectamente diferenciadas.
 

Anestro
     

Es el período de descanso sexual, la fase intercelos, por lo que no se muestran signos de actividad sexual; las relaciones entre individuos son normales. Es la fase de mayor duración, y aunque viene siendo de seis meses, en algunos ejemplares puede ser mayor, sin que por ello haya que alarmarse puesto que influyen factores tan variados como el clima y la dieta.

  Proestro
     

Los síntomas claros de que la hembra se encuentra en ese período es que la vulva muestra cierta hinchazón y se lleva a cabo una ligera hemorragia menstrual que varía según el ejemplar, se dan casos en los que parece que no mancha. Aun cuando la hembra no se deje cubrir, los machos mostrarán un gran interés por ella debido a que ésta libera las llamadas feromonas. Esta fase dura entre siete y quince días, aunque la media son diez, en los que la secreción sanguínea aumenta poco a poco hasta un máximo para disminuir lentamente.

  Estro
      La tercera fase del ciclo estral es cuando se produce la ovulación. En este período la vulva alcanza su máximo tamaño aunque las secreciones sanguíneas sean menores o inexistentes. Su duración varía entre cinco y diez días, es el único momento de fertilidad de la hembra y normalmente se deja cubrir por el macho.
  Metaestro
     

Esta es la última parte del ciclo sexual femenino, cuando todo su aparato genital adquiere paulatinamente la forma habitual. Ahora es cuando se produce la nidación del óvulo en caso de que se produzca su fecundación; es también la ocasión en que una hembra puede desarrollar una pseudogestación.

       
   Periodo más adecuado para realizar la monta
     

La ayuda del veterinario puede ser determinante, dado que depende de la concentración de progesterona en sangre; así que una concentración alta de progesterona indica que la perra está ovulando. Normalmente, el día de la ovulación no es el mejor y que no tiene por qué coincidir con la conducta de aceptación por parte de la hembra. Si la cópula se realiza durante el segundo día después de la ovulación, con seguridad el número de ejemplares de la camada será elevado.

       
 
 
   
Fase 1, el macho sobre la hembra
 
 
 
   
Fase 2, el macho baja y gira
 
 
 
   
Fase 3, posición final
 
       
     

No se recomienda dejar a los animales juntos durante un tiempo prolongado, sino llevar a la hembra al terreno del macho (al menos a un sitio conocido por él) y permitir que éste la cubra dos veces en días alternos, hacia el noveno, undécimo y decimotercer días.