Trastornos de la Fertilidad

 
 
 

 
 
 

En las ocasiones que tras una monta no se produce la gestación de una nueva camada se barajan multitud de afecciones que pueden padecer uno o ambos ejemplares utilizados en el cruce. Normalmente las montas improductivas se deben a la elección incorrecta del momento, pero en otras ocasiones se debe a otras patologías

   

 Trastornos Masculinos
     

Los más frecuentes son los desequilibrios hormonales, tales como el hipotiroidismo; el segundo factor en orden de incidencia es el comportamiento, bien por inexperiencia bien por abstinencia prolongada; el entorno es un elemento clave, pues el estrés del macho o la presencia de otros machos dominantes pueden influir negativamente; otro elemento de fracaso es el dolor producido durante la monta, que puede provenir de la fractura del hueso peniano, de la displasia (si la padece) o de dolores vertebrales o articulares de cualquier índole.

Otro grupo de factores pero de menor incidencia son las debidas a inflamaciones e infecciones, por ejemplo, la epididimitis, la orquitis o la prostatitis; asimismo, pueden intervenir lesiones traumáticas genitales como la fibrosis cicatricial, anatómicas como la persistencia de frenillo en el pene o una hernia escrotal, y medicamentosas al estar administrándose anabolizantes o psicotrópicos.

Hay un último grupo de elementos que influyen en el fracaso de la fertilidad, entre ellos se encuentran la obesidad, carencias de yodo, vitamina A o zinc; genéticos, como una consanguinidad muy cercana, o la presencia de anticuerpos contra los propios espermatozoides.

     
   Trastornos Femeninos
      Entre las lesiones que pueden afectar a las perras se establecen cuatro grandes grupos:
     
    Anomalías en la producción de óvulos
     

Esta enfermedades puede deberse a trastornos hormonales durante el crecimiento o a tratamientos inhibidores del celo antes de la pubertad; a obesidad real; a trastornos hormonales en el adulto; a la administración de ciertos medicamentos (andrógenos, protestágenos, cortisona, anabolizantes...); a la vejez; o a una afección ovárica producida por algún tipo de quiste o tumor o por insuficiencia hormonal.

     
    Anomalías en la Monta
     

Derivadas de una lesión vulvar o vaginal, producida por dolor genital o articular, por la predisposición racial, por la agresividad de la hembra, por su indiferencia o torpeza, así como por la desproporción entre ambos ejemplares.

     
    Anomalías en la Fecundación
     

La causa principal es la mala sincronización entre la ovulación y la monta, pero una infección, que actuaría como obstáculo en la fecundación, es una causa que tiene cierta incidencia.

     
    Anomalías en la Nidación y la Gestación
     

Sus orígenes son muy variados puesto que pueden deberse a infecciones, parásitos, traumatismos, ingestión de tóxicos, desajustes hormonales, problemas genéticos y malas alimentaciones, tanto por exceso como por defecto. Cada una de estas anomalías produce ciertas enfermedades que alteran el poder reproductivo de los animales; entre ellos esta la aparición de abortos a lo largo de todo el período de gestación, las malformaciones en los cachorros y la resorción de los fetos.

     
   Enfermedades en la Próstata
     

La próstata se encarga de segregar sustancias de vital importancia para el desarrollo de los espermatozoides. Las principales enfermedades que padece son hiperplasia benigna de próstata, postatitis, neoplasias, quistes paraprostáticos.