El Perro de Pastor Alemán de color gris  II

 
 
 

 
 
 

 

 

Por Margit van Dorssen
von Arlett

 

   
 

El perro que dominantemente reproduce el color gris tiene una gran ventaja, transmite limpiamente el pelo corto.

Lo que significa que no tendrá hijos de pelo largo. Si fuese conocida la existencia de un perro gris dominante en la actualidad, supondría seguramente un camino corto para minorizar nuestro problema con el pelo largo.

Nadie debe de asustarse y llegar a pensar que el empleo de un ejemplar gris supondrá el estar ligado a este color de por vida. Esto es totalmente falso, porque:

La herencia del color gris es dominante, no recesiva:

Significa, y esto con total seguridad:

Solo si por lo menos uno de los padres es gris podrá nacer un cachorro de este color.

Del emparejamiento  negro-marrón con negro-marrón nacerán siempre cachorros negro-marrón, independientemente del numero de antepasados grises que aporten ambos padres.

Si apareciese un cachorro gris en este tipo de emparejamiento, con total seguridad ha contribuido directamente un macho gris en este cruce.

¡De esto no cabe ni la menor duda!

Por el contrario de un emparejamiento gris con gris podrán nacer con total normalidad cachorros negro marrones e incluso negros.

Tampoco es tan raro que los colores negro-marrón y  negro se transmitan de manera recesiva.

Ejemplo:

Nadie que utilice tanto un macho o una hembra gris en la cría esta condenado a partir de ese momento de por vida al color gris, y lo digo conscientemente de forma tan provocativa porque se afirma realmente lo contrario en numerosas ocasiones.

  

Si una hembra negro-marrón se cruza con un macho gris o viceversa estadísticamente obtendremos 50% de grises y 50% de negro-marrones.

Si el criador quiere seguir criando sólo perros negro-marrones de este cruce, simplemente porque no le  gustan  los grises, le bastará con cruzar los descendientes negro-marrones con otros negro-marrones y de esta manera nunca nacerá ni un cachorro gris.

La ventaja de emplear en una única ocasión un animal gris es la rápida mejoría de las partes negras en los cachorros nacientes.

El camino equivocado, y que desgraciadamente he podido observar en numerosas ocasiones, es el siguiente:

El criador con una perra extremadamente claro piensa como ultimo recurso en emplear un macho gris, pretendiendo que este cure todos sus males. Recuperar de golpe y porrazo todo lo perdido con anterioridad en numeras generaciones.

Sus hembras tienen predominantemente:
- uñas claras
- máscara poco pronunciada
- la punta de la cola roja
- no tienen "silla" negra sólida. (no tienen un buen "manto negro")
- ojos claros
- labios claros, encías claras
- almohadillas plantares claras, también en verano
- poco color en la parte superior del cráneo
- pelo blanco en las orejas
- parte internas del pelo claras
- a menudo, todos estos problemas combinados en una misma hembra.

Y a este criador ahora se le ocurre pensar:


Abracadabra, un macho gris y todo volverá a estar bien.

A veces funciona pero... sólo a veces.

Y precisamente este tipo de criadores son al final los representantes de la siguiente tesis:

 ¿No debería de mejorar el gris la pigmentación? – ¡tonterías!

La formula secreta para mejorar la pigmentación esta por inventar, pero con seguridad el camino hacia ello es empleo de ejemplares grises

Si se quiere mejorar la pigmentación, tenemos primero que prestar atención a la secuencia genética. Existen varias posibilidades si sabiendo estadística la transmisión hereditaria del ejemplar a usar.

Los siguientes emparejamientos son posibles:

Para mejorar o reforzar la pigmentación de un pastor alemán negro marrón se puede iniciar por estos  dos caminos:

Por ejemplo, si cruzamos una perra negro-amarilla (con una pigmentación débil) con un perro gris o  uno negro-marrón fuertemente pigmentado procedente de distintos emparejamientos entre grises y negro-marrones.  Si es el macho o la hembra de un color u otro no es importante para la secuencia genética.

Estos son los mas seguros para mejorar la pigmentación.

En una camada con el padre gris previsiblemente nacerán cachorros grises y negro-marrones mejor pigmentados. Pero si cruzamos la mencionada perra con el negro-marrón nacerán solamente de este color.

Una ejemplar gris procedente de varias generaciones (tanto de padre como de madre) exclusivamente de este color, transmitirá una pigmentación inferior, igual da en gris o negro-marrón.

Si cruzamos una perra negro-amarilla (con pigmentación débil) con un gris homocigoto (dominante en la reproducción) nacerán solamente cachorros grises, en sus diferentes variaciones. Teóricamente el 50% serán homocigotos y el otro 50% heterocigotos. Como nuestro objetivo es mejorar el negro-amarillo podríamos emparejar estos con negros-marrones. Esto supone un desvío costoso pero tendría la ventaje de aumentar el abanico de ejemplares grises disponibles para la cría

Este segundo camino hoy en día no es realizable por no conocerse, al menos yo, ningún macho gris dominante.

El intento de criar un perro gris dominante me interesaría mucho a nivel personal. Pero si después no se emplearía en la cría, debido a los prejuicios existentes contra el color gris,  seria seguro un resultado frustrante para mi.

El criador interesado se preguntara, de donde obtuve el macho dominante su genotipo. Para averiguar esto no hay que retroceder mucho, si los padres son grises heterocigotos. Por eso solo es valido el primer camino descrito donde el 25% de los descendientes son homocigotos.

 La transmisión hereditaria del color gris

 Los siguientes emparejamientos son posibles:

   1º

 
Padre (heterocigoto)
varias tendencias grises 

X

 
Madre (heterocigoto)
varias tendencias grises o negro-marrón
Hijos:
25% homocigotos
grises
grises alobados

 

50% heterocigotos
varios grises
25% homocigotos
negros-marrón entre sí

Es decir 75% de grises

 

  2º

 
Padre (estadísticamente dominante)
gris (alobado)

X

Madre (negro-marrón)

Hijos:

50% homocigotos
grises
grises alobados
50% heterocigotos
varias tendencias de grises

Todos los hijos grises

 

  3º

Padre  (gris alobado dominante)

X

Madre (negro-marrón)

Hijos:

 

El 100% son grises alobados homocigotos dominantes

 

En el siguiente capitulo explicaré un ejemplo de mi propia cosecha (Flick von Arlett)

Fin de la segunda parte
 
 
Artículo cedido por Margit van Dorssen (criadero von Arlett)  
Traducción: Fernando Cordero